keyboard_arrow_left

Trabajo híbrido produce grietas corporativas

El modelo de trabajo híbrido no resulta ser tan fácil como parece. Las desventajas del trabajo remoto se han manifestado al levantarse las restricciones: impacto en las normas organizacionales que sustentan cultura, desempeño, comportamiento e interacción.

access_time

27 oct. 2021

foto de perfil autor

Observatorio de Pandemias

El modelo virtual híbrido (unos trabajando en casa y otros en la empresa) no es una combinación tan fácil como puede parecer, el sistema funcionó sí o sí, obligados por los confinamientos. Se esperaba acceder a más talento, mayor productividad, menores costos, más flexibilidad y mejorar la vida de los empleados.


Levantadas las restricciones, las desventajas del trabajo remoto comienzan a manifestarse: impacto en las normas organizacionales que sustentan cultura, desempeño, comportamiento e interacción, elementos que generan cohesión y confianza compartida se ven debilitados; es precisamente la cohesión y confianza la que sustenta el trabajo remoto y la colaboración virtual en el corto plazo; también se aprecia el riesgo a que surjan espontáneamente dos culturas corporativas paralelas donde los presenciales llevan las de ganar.


Sin un sentido de pertenencia, propósito común e identidad compartida inspiradora en el mediano – largo plazo, el sistema se haría insostenible. Es el momento de reimaginar una organización post pandemia que, dotada de flexibilidad, también cohesione.  Gran desafío.


Encuentra la nota completa aquí.