keyboard_arrow_left

EE. UU. asegura el funcionamiento de escuelas con vacunación a niños entre 5 y 11 años

Autoridades estadounidenses aprobaron la aplicación de la vacuna Pfizer a niños mayores de 5 años. Aún se evalúa la aplicación de Moderna por haber reportado una tasa más alta de miocarditis.

access_time

2 nov. 2021

foto de perfil autor

Observatorio de Pandemias

Caminos paralelos, las autoridades aprobaron la aplicación de Pfizer/BioNTech para niños mayores a 5 años y postergaron la autorización de la vacuna Moderna al conocerse estudios de campo que alertan a la FDA sobre el riesgo de inflamación cardíaca (miocarditis); ambas vacunas aplican la tecnología ARNm y había tenido resultados casi idénticos en las pruebas clínicas.


Los estudios post vacunatorios establecen similitudes y diferencias. Al parecer, la vacuna Moderna supera ligeramente a Pfizer en la respuesta inmunológica (mayor eficacia), pero algunos países han reportado una tasa más alta de miocarditis (menor seguridad) entre sus receptores más jóvenes.


La FDA analizó la información con modelos estadísticos contrastando los beneficios y riesgos de vacunación en varios escenarios, concluyendo que en el caso de Pfizer/BioNTech los beneficios superan a los riesgos y en el caso de Moderna, se necesita revisar los conjuntos de datos internacionales para una ponderación adecuada.


Ambas vacunas representan el 95% de las vacunas aplicadas en adultos estadounidenses. Con esta decisión, Pfizer/BioNTech queda sola en los segmentos de niños de 5 a 11 años y adolescentes de 12 a 15 años. Tras la aprobación, las autoridades están listas para vacunas a 28 millones de niños como el arma más contundente para mantener abiertas las escuelas y completar la vuelta a la normalidad.


Mientras tanto, los científicos de Moderna vienen trabajando en llegar a una dosis óptima en eficacia y seguridad.


Encuentra la nota completa aquí.