keyboard_arrow_left

EE. UU. producirá mil millones de vacunas y ayudará a países más pobres

El objetivo es cerrarle el paso al coronavirus, alcanzar la inmunidad global, implementar la escalabilidad de su tecnología en el mundo, derribar barreras reglamentarias de ultima milla y así estar mejor preparado para la siguiente pandemia.

access_time

23 nov. 2021

foto de perfil autor

Observatorio de Pandemias

La Casa Blanca enfrentaba una doble presión: por un lado, la comunidad científica criticando el enfoque de inmunidad nacional únicamente y por otro lado grupos activistas que reclamaban en todos los foros por el muy pobre suministro de vacunas contra el coronavirus a las naciones de más bajos ingresos, sin inmunidad global el coronavirus no será derrotado.


Por otro lado la industria china viene suministrando confortablemente el 50% de las vacunas actualmente aplicadas y sin cambios drásticos mantendría la cuota de mercado para el 50% de la población por vacunarse en el mundo.


La Casa Blanca viene diseñando un esquema de APP Alianza Publico-Privada invirtiendo miles de millones de dólares con las empresas farmacéuticas con la meta de producir 1000 millones de vacunas al año a partir del segundo semestre del 2022. La meta es alcanzar la inmunidad global a finales del 2023 con una mayor participación de la tecnología ARNm.

El objetivo es claro: cerrarle el paso al coronavirus, alcanzar la inmunidad global, implementar la escalabilidad de su tecnología en el mundo, derribar barreras reglamentarias de ultima milla y así estar mejor preparado para la siguiente pandemia.


El anuncio vendría acompañado de una serie de cesiones de patente para que otros medicamentos contra el coronavirus se produzcan como genéricos, apoyo a mecanismos como COVAX Facility y acuerdos con países superavitarios en vacunas. El anuncio oficial se daría en los próximos días.


Encuentra la nota completa aquí.